Ser Presentación

Nuestro Fundador  concibió a la Iglesia como misionera, evangelizadora y profética y nuestra Fundadora vivió con el deseo ardiente de servir a Dios allí donde pudiera extender más ampliamente su Reino. Nuestro amor y entrega a la Iglesia nos conduce a vivir la palabra de Cristo” Id y enseñad a todas las gentes” para hacer presentes el Carisma fundacional.

Nuestro Carisma de Religiosas de la Presentación nos urge a transmitir el mismo mensaje de salvación que nos trajo Jesús, así como su pasión por la extensión del Reino, partiendo del nuevo contexto cultural y de los nuevos interrogantes, retos e interpretaciones

Porque creemos que Jesucristo es salvación plena para los hombres de todos los tiempos, nos sentimos llamadas a hacer descubrir esta liberación en todas las clases sociales, sirviéndonos como medio, sobre todo, de la educación y enseñanza.

Jesucristo Maestro es nuestro Modelo en esta tarea que nos marca nuestro Carisma. Queremos ser testigos del Dios vivo como El, que anuncia el amor del Padre por el hombre, que trata de transformar al hombre por la fuerza de su Evangelio, que se adapta a la mentalidad del pueblo y a los receptores de su mensaje, que se coloca del lado de los pobres para que sean evangelizados.

Nos sentimos llamadas  por la Iglesia e insertas en su misión profética que nos exige entrar en diálogo abierto con el mundo y la cultura, en una actitud de anuncio y denuncia, convencidas de que la dedicación a la educación es ya dedicación a la causa del Reino.

María, en el Misterio de su Presentación, abierta a la Palabra y disponible al proyecto salvador de Dios, nos marca un camino a seguir en nuestro empeño por llevar a cabo nuestra misión carismática.

Nuestros rasgos carismáticos

  • Las actitudes de María en su misterio de Presentación.
  • La unidad contemplación-acción.
  • La intensa comunión de vida fraterna.
  • La disponibilidad a la Iglesia.
  • Aspiración a la santidad.

Nuestra misión

En nuestra misión, tratamos de dar una formación integral que abarque la totalidad de la persona. En nuestras obras nos esforzamos por crear un ambiente de sencillez y acogida a todos, abriendo cauces para la valoración de la vida, de la conciencia moral, responsabilidad y compromiso concreto ante los problemas sociales. Formamos para el reconocimiento de la dignidad humana, para acción positiva a favor de la justicia, la paz, el pluralismo, la conciencia crítica frente a los medios de comunicación, en la educación para el diálogo y participación en la vida pública.

Nuestras opciones de misión

  • Evangelización de la cultura y transmisión de la fe.
  • Opción preferencialmente por los pobres.
  • Los jóvenes.
  • Las familias